Síntesis

  • El Gobierno solicitó a la Comisión Nacional de Productividad, evaluar las posibles consecuencias de reducir la jornada ordinaria de trabajo sobre distintos indicadores.

Objetivo

  • Analizar las posibles consecuencias que tiene rebajar la jornada laboral—actualmente de cuarenta y cinco horas semanales máximas—sobre el salario de los trabajadores, el empleo y la formalidad en el mercado laboral, y el crecimiento de la economía.
  • Los términos de referencia especifican que el análisis debe incluir información relevante sobre experiencias internacionales donde se han aplicado políticas similares. También reconocen la necesidad de obtener datos del sector público, para lo que solicita a los servicios públicos que entreguen dicha información a la Comisión.
  • El plazo de entrega es dos meses para el informe preliminar, y cuatro para la versión final.
Compartir en: