Comisión de Productividad recibe primer mandato del gobierno del Presidente Piñera para realizar estudio de “Revisión Regulatoria de Sectores Estratégicos”


A través de un oficio firmado por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, el ministro de Hacienda y Economía Felipe Larraín y José Ramón Valente, respectivamente, el gobierno de Chile, solicitó a la Comisión Nacional de Productividad  (CNP) realizar un estudio de “Revisión Regulatoria en Sectores Estratégicos”.

Dicho mandato requiere recomendaciones de política pública que impliquen simplificación administrativa y regulatoria de los procesos y permisos necesarios para el desarrollo de proyectos de inversión en sectores estratégicos, definidos en base a su relevancia  en los flujos de inversión y generación de empleo en la economía chilena: Minería, infraestructura, energía, industria e  inmobiliario.

El estudio deberá contar con el diseño de una estrategia de simplificación regulatoria que permita revisar de forma sistemática los permisos que no cumplen los objetivos para los cuales fueron diseñados y la gestión eficiente de su tramitación. Con ello, se busca lograr un mejor nivel de coherencia y eficiencia regulatoria en el corto, mediano y largo plazo, que permita aplicar de forma eficaz y eficiente la normativa para que ésta no signifique un impedimento a los proyectos de inversión.

El presidente de la CNP, Joseph Ramos, recordó que una de las 22 de recomendaciones, que la CNP incluyó en su primer informe en el 2016 decía relación con  “Sistematizar un proceso de revisión regulatoria a nivel sectorial que permita actualizar la normativa en función de su eficacia y eficiencia en sectores claves de la economía. Este proceso de revisión regulatoria debe ir acompañado de un esfuerzo en paralelo de simplificación de trámites”,  recomendación que  está en línea y es parte del espíritu de este nuevo mandato que  nos ha entregado el gobierno del Presidente Piñera. Es un tema en el que hay consenso que debemos trabajar,” puntualizó.

Explicó que “hay una tendencia mundial a generar más trámites, no a reducirlos, pero es necesario míralos y ver qué sobra, está duplicado u obsoleto, no es un tema de acortar plazos de aprobación o rechazo de los proyectos, sino también de saber en etapas tempranas de  tramitación de proyectos, si hay luces rojas o amarillas. Esto, le da  certidumbre al proceso. Sabemos incluso que hay proyectos que ni siquiera se presentan por el nivel de incertidumbre que en ocasiones llevan los procesos”, explicó.

“Una de las mejores prácticas es la de Australia, aquí el proceso de aprobación de proyectos es de 3 años, acá son 5. En Chile hay una ineficiencia institucional, no se trata de relajar el sistema, sino de hacerlo más eficiente con iguales o mejores estándares de exigencia”, puntualizó.

Detalló que la CNP está pensando en cómo mejorar la Institucionalidad del país a través de tres ejes: i) conveniencia de Institucionalizar –vía ley- (más allá de un instructivo presidencial) la incorporación de informes de Productividad en todo proyecto de ley

Por otro lado, explicó que la CNP está ii) desarrollando una metodología de análisis de impacto regulatorio,  que pueda ser aplicada al análisis de leyes (a través de los Informes de Productividad) como a otro tipo de normativa (a través de evaluaciones de impacto regulatorio).

Finalmente, mencionó el mandato entregado recientemente por el gobierno del Presidente Piñera, a través del cual se solicita a la CNP iii) realizar un estudio de revisión Regulatoria en Sectores Estratégicos, con miras a dar inicio a un proceso eficiente de simplificación regulatoria.

Ver Oficio