CNP recomendará mejoras en entes encargados de aprobar proyectos mineros

Pulso, 5 de Abril de 2017

El secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Productividad, Alfie Ulloa, aseveró que “hay muchos problemas, específicamente a nivel regional, en agencias técnicas del Gobierno”.

“Nuestro gobierno es sumamente lento. Nos estamos demorando más de 5 años y en algunos casos mucho más, sólo para decidir si aprobar o desaprobar un proyecto. En Australia y Canadá, eso se hace en torno a tres años. Ahí hay claramente un espacio donde mejorar” afirmó, el secretario de ejecutivo de la Comisión Nacional de Productividad (CNP) , Alfie Ulloa, en el inicio de la XXI versión de la Cesco Week Santiago, en donde dio a conocer los hallazgos preliminares del Informe Anual de Productividad de la Gran Minería del Cobre.

El representante de la instancia precisó que “hay muchos problemas, específicamente a nivel regional, en agencias técnicas del Gobierno que requieren un esfuerzo en capacidad y a veces también en conocimiento”.

En la presentación, el secretario ejecutivo de la CNP detalló que existe espacio de mejoras en especial en entidades públicas, como Sernageomin, la Dirección del Trabajo, el Ministerio de Salud y el Servicio de Evaluación Ambiental a nivel regional.

“Estas son las agencias con las cuales el sector tiene que interactuar de manera frecuentemente. Y típicamente lo hacen en dependencias regionales del Gobierno que son adicionalmente más complejas que las dependencias del Gobierno Central. Y vamos a tener discusiones sobre esto en el informe y vamos a tener recomendaciones al respecto”, acotó.

Si bien Alfie no ejemplificó con ningún proyecto en particular, sus palabras hacen recordar el rechazo hace cerca de un mes del proyecto minero-portuario Dominga, que llevaba tres años y medio de tramitación, por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo, con voto decidor del intendente regional, Claudio Ibáñez.

“Creemos que hay algunas dificultades que vale la pena mirar y que hay que tener cuidado con el rol de las autoridades regionales, y que hay demandas por transparencia, y por cierto orden en las cosas que están pasando en las negociaciones entre las empresas y los Gobiernos regionales”, apuntó.

Otras observaciones preliminares relacionadas a lo que puede hacer el Gobierno son dar impulso al capital humano, mejorar la regulación de las concesiones mineras, específicamente, para facilitar la exploración y promocionar a la infraestructura ligada al sector.

Los hallazgos dados a conocer por el experto derivarán en una serie de recomendaciones que la Comisión Nacional de Productividad entregará a principios de mayo a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, de forma reservada.

El presidente de la CNP, Joseph Ramos, explicó que la Mandataria se autoimpuso la obligación de definir cuáles recomendaciones aceptará y cuáles no aceptará argumentando por qué, e incluso cuáles modificará para luego dar a conocer públicamente las recomendaciones definitivas. “Pienso que el Gobierno se tomará un mes, tal vez dos para responder”, estimó Ramos.

Otros informes

El titular de la Comisión también reveló cómo va el avance de los otros informes que está elaborando la instancia. Respecto al estudio de competencias laborales también mandatado por el Gobierno, precisa que va a estar a fin de año.

Además, señaló que el análisis de eficiencia hospitalaria sufrió un retraso, porque se tuvo que licitar nuevamente, ya que si bien fue adjudicado a investigadores de la U. de Concepción y de la U. de Chile, éstos no pudieron efectuarlo porque los hospitales se demoraron en entregar la información que se necesitaba para construir el informe.

También Ramos indicó que el estudio de participación laboral femenina, tras recibir las propuestas del Consejo Consultivo de Género de la Subsecretaría de Economía, se comenzará a afinar para que pueda dar a conocer en junio.

Por último, el presidente de la CNP anticipó que están iniciando un nuevo estudio que no tenían en carpeta sobre las tecnologías disruptivas y su aporte en el desarrollo de la economía colaborativa, como es el caso de Uber. “Había la idea de que esta era un área interesante y futura. Que nos metamos en algo también de lo que viene y no sólo de lo que hay”, explicó.

Ver noticia
Fuente: Pulso, 05 de abril de 2017