Mina chilena más productiva lo es 30% menos que promedio de mejores del mundo

El Mercurio, 3 de Abril de 2017

Políticas públicas ineficientes, falta de colaboración en la industria y problemas de gestión interna de las compañías explican la baja productividad que muestran las principales minas de cobre chilenas comparadas con los actores internacionales más destacados.

Esos son los hallazgos del informe encargado por el Gobierno a la Comisión Nacional de Productividad (CNP) y que hoy será presentado en el inicio de la Semana Cesco, uno de los eventos más relevantes de la industria global del cobre y que se realiza en Chile.

El presidente de la CNP, el economista Joseph Ramos, comenta que la faena chilena de mejor desempeño requiere 43 horas hombre (hh) para mover mil toneladas de material, mientras que el promedio de las mejores minas fuera del país es de 30 hh para trasladar igual cantidad. En otras palabras, el mejor representante nacional es 30% menos productivo al requerir 43% más de horas hombre.

La comparación realizada por la Comisión -que califican como un estudio único en el mundo- aísla el efecto de la menor ley de los yacimientos, pero aun así la productividad de la gran minería del cobre disminuyó 15% entre 2000 y 2015.

«Creemos que estos resultados fueron una respuesta natural al boom de precios, es decir, dados los elevadísimos márgenes de las empresas, estas se abocaron a aumentar la producción casi a cualquier costo. Había ineficiencias en todos los procesos, lo que ha comenzado a revertirse desde 2015», opina Ramos.

Comenta que las diferencias no son solo al compararse con las extranjeras, sino que también entre mineras chilenas, existiendo brechas de más del doble entre la mejor y peor en algunos indicadores.

Los hallazgos

Si bien Ramos cuenta que las sugerencias para mejorar la productividad de la gran minería de cobre nacional serán entregadas a la Presidenta Bachelet en las próximas semanas, los hallazgos dan una pista de qué aspectos se requieren en este sentido.

Los descubrimientos se dividen en tres áreas: políticas públicas y regulación, colaboración de la industria y las gestionables por las empresas.

En el ámbito del Gobierno, por ejemplo, indica que la aprobación de grandes proyectos de inversión es «innecesariamente larga» o que no facilitan el establecimiento de una relación de mutuo beneficio entre minera y comunidad.

A nivel de industria, Ramos sostiene que uno de los hallazgos relevantes es la inexistencia de yacimientos de prueba para nuevas tecnologías que ayudarían a mejorar procesos beneficiosos para todos los integrantes de la cadena. También destaca el insuficiente uso de infraestructura compartida, como pueden ser líneas de transmisión o desaladoras.

En la gestión de las empresas -en las que no harán recomendaciones- identificaron como problema la alta rotación en los altos mandos, la poca movilidad interna (falta de ascensos de operarios a supervisores) o excesivas capas jerárquicas.

¿Cuál en el factor que más afecta la productividad? «En mi opinión, el grueso, probablemente dos tercios, está relacionado con gestión interna de las compañías», responde Ramos.

15% cayó la productividad en la gran minería chilena del cobre entre 2000 y 2015, descontado el impacto de la caída de la ley.

30 horas hombre para mover mil toneladas de material promedian las faenas internacionales más productivas. En Chile son 70 horas hombre.

2 años más en Chile que en Australia tarda, en promedio, la tramitación ambiental de grandes proyectos de inversión.

Ver noticia

Fuente: El Mercurio, 03 de Abril de 2017