CNP entregará propuestas para sumar más mujeres al mercado laboral

Diario Financiero, 31 de Agosto de 2016

Consejera de la Comisión de Productividad, Soledad Ovando, destaca el impacto económico de las medidas.

Adicional a los mandatos presidenciales, mejorar la participación laboral femenina es uno de los objetivos prioritarios para la Comisión Nacional de Productividad (CNP). Para conseguirlo, la entidad está trabajando en un documento que contemplará un conjunto de recomendaciones que llegarán a manos de la Presidenta Bachelet antes de fines de año.

De hecho, la misma Presidenta inaugurará mañana el seminario “Mujeres en el mundo laboral: un aporte para Chile”, realizado por la CNP en conjunto con el Instituto Chile de Administración Racional de Empresas (Icare).

En la oportunidad, se buscará visibilizar el problema, analizar los diagnósticos tanto en el mundo público como privado y recibir propuestas para incluir en el informe, adelanta Soledad Ovando, consejera de la CNP y la encargada de liderar los avances en esta materia dentro de la comisión. Para la ingeniera, el diagnóstico es claro: el empoderamiento económico de la mujer es clave para la productividad del país, y en ello la participación laboral femenina es fundamental.

“Este es un problema social, pero también económico”, plantea Ovando y lo ejemplifica citando un estudio de la Subsecretaría de Economía, el cual revela que en el país existen unas 900 mil mujeres con potencial para ingresar a la fuerza laboral.

“Si esas mujeres se incorporaran al mundo del trabajo significaría un incremento de 6% del PIB del país. Esos son datos duros que demuestran que este no es solo un tema ético y social, sino que económicamente y desde el punto de vista de la productividad tiene impactos que ya están siendo estudiados, comprobados y dimensionados”, detalla.

Los puntos a atacar

Chile ha avanzado en los últimos 20 años en “equiparar la cancha” entre hombres y mujeres en el mundo laboral, pero los esfuerzos no han sido suficientes y las brechas aún son amplias: apenas 48% de las chilenas son parte de la fuerza de trabajo versus el 71% de los hombres, cifra muy por debajo del promedio de la OCDE (60%) y de los países de la región (55%).

Para mejorar esas cifras, la comisión enfocará sus propuestas en tres puntos principales: los sesgos culturales, ampliando los roles asociados a la mujer; restricciones financieras y de tiempo, buscando que efectivamente el sistema y la sociedad entregue las herramientas necesarias para que la mujer pueda trabajar; y los temas regulatorios, equilibrando la carga de los costos asociados a contratar mujeres -por ejemplo la necesidad de sala cuna-, a todos los trabajadores independiente del sexo.

La recién estrenada reforma laboral no quedará fuera del análisis y Ovando -quien también ejercer como gerente de Pequeñas Empresas de BancoEstado- confirma que estudiará en detalle para saber qué aristas en relación a la participación laboral femenina fueron incorporadas finalmente y cuáles no, con el fin de incorporar una opinión al respecto en el informe final, lo que también se hará con otros proyectos relevantes que aún están pendientes.

La CNP también insistirá en la necesidad de medir el impacto de las recomendaciones -al igual que en las otras materias en las que trabaja la comisión-, ya que según la ingeniera civil, no tener la evaluación exacta de los efectos “es una deficiencia de las políticas que se han tomado en los últimos veinte años”.

Ver noticia

Fuente: Diario Financiero, 31 de agosto de 2016