Los avances del informe minero que fijará hoja de ruta de la Comisión para la Productividad

Diario Financiero, 2 de Julio de 2016

“Chile tiene una ventaja competitiva enorme (en minería) y no la estamos aprovechando”, dicen en la consultora.

Con ajustes en las estimaciones de crecimiento que han sido consistentemente a la baja -actualmente son de 1,75% para este año, en circunstancias en que el Presupuesto 2016 consideró 2,75%-, la definición de medidas para reactivar la economía local se instaló en el primer lugar de prioridades del sector público y privado.

Y en ese sentido, una de las tareas a las que se abocó más rápidamente la Comisión Nacional de Productividad, encabezada por el economista Joseph Ramos, fue encargar un informe que permitiera delinear la hoja de ruta para aumentar la eficiencia en el sector minero, principal aportante del PIB chileno.

Es así como después de adjudicarse el concurso, Matrix Consulting se abocó a levantar la información de la industria y también compararla con la experiencia internacional.

En su primera entrevista, Luis Felipe Ross (LFR, socio fundador) y Ricardo Sonneborn (RS, vicepresidente), adelantan algunas de las primeras observaciones del reporte, que esperan entregar en octubre.

-A grandes líneas, ¿cuáles son las principales áreas que integran este estudio?

-LFR: Fijamos tres aristas en el análisis. Lo primero, es comparar la información de las empresas, la cual es bastante reservada, y también incluir la experiencia internacional, para luego analizar los elementos del sistema local que inhiben la productividad. Con sistema nos referimos a elementos de la industria, las asociaciones gremiales, sindicatos y elementos a nivel país, como las leyes y cultura.

-RS: Los países comparables son Canadá, Suecia, Estados Unidos, Australia y Perú. Uno podría creer que Suecia no es un país minero por excelencia, pero sí son productivos por excelencia, y tienen operaciones en esta industria.

-¿Dónde ven áreas para introducir cambios?

-LFR: Incluso sin cambiar el sistema, hay mejoras que se podrían realizar al interior de las empresas que tendrían un gran impacto en la productividad. Por ejemplo, si se tienen muchas capas dentro de una empresa, se pierde productividad.

Chile tiene una ventaja competitiva enorme… probablemente no hay otra industria que tenga una mayor ventaja competitiva que ésta y no la estamos aprovechando; tenemos un tercio de la producción de cobre del mundo y no la vamos a tener a futuro si seguimos igual, porque va a bajar. Tenemos más de un tercio de las reservas del mundo, a una distancia del mar corta, en un país estable que es importante, pero que no lo estamos aprovechando.

-¿Qué se puede hacer a nivel laboral?

-RS: Para ver el punto laboral, hay que ver varias etapas atrás, para así identificar si nuestra cultura favorece o no a la productividad; cuánto planificamos por ejemplo, en el tema de la seguridad el autocuidado. En Estados Unidos el peso está puesto en que uno es responsable de cumplir con requisitos como adquirir cierto conocimiento que es entregado y luego aplicar lo que se aprendió.

-LFR: En ese sentido somos bastante paternalistas, estamos acostumbrados a que nos digan lo que tenemos que hacer y a un Estado paternalista; la empresa es la que debe preocuparse de su seguridad, cuando en EEUU uno se preocupa de cuidarse a sí mismo.

-Las comisiones para la reforma de Isapres y la de AFP parece que quedaron en nada, ya que el gobierno no va a enviar los proyectos. Pero en este caso, la reforma laboral, que es netamente política, ¿deja margen para introducir cambios?

-LFR: Es difícil, porque si se tienen períodos de cuatro años, no se puede hacer mucho. Es difícil generar una visión de largo plazo si el horizonte es ese. Independiente de que alguien esté de acuerdo o no con la reforma laboral o cualquier otra, es muy complejo. Pero éste es un esfuerzo en el que participan privados, así que creo que se puede hacer, sin esperar cambios inmediatos, sino teniendo una mirada de largo plazo.

RS: Cuando vemos el caso de las viñas en Australia, notamos que el esfuerzo se hace de verdad; cada empresa aporta sin considerar su ganancia a corto plazo, sino el de toda una industria en el largo. Todo el Estado se alinea, cambian las leyes y se avanza en todos los puntos necesarios para salir adelante.

-Por lo general aumentar la productividad se asocia a recortes de personal…

-LFR: La productividad no es recortar gente, porque en esta industria el costo del recurso humano no es relevante per se; es relevante, pero no es crítico. Lo relevante es que ese recurso humano tenga una gestión que permita optimizar la producción.

Hay una tremenda oportunidad, porque es grande la variabilidad en las operaciones y esfuerzos que se pueden hacer a nivel de industria.

LA META DE SUECIA: TRIPLICAR PRODUCCIÓN MINERA A 2025

Con un tamaño que es equivalente a prácticamente la mitad de la superficie de Chile, Suecia ha logrado insertarse en el grupo de los grandes actores de la minería mundial.
De hecho, es uno de los principales productores de hierro de la Unión Europea, representando poco más de 80% del total del viejo continente. Otros metales que son extraídos en ese país son el zinc, plata, plomo y cobre.
Las estimaciones a 2025 de la asociación de empresas de este sector, SveMins, apuntan a que la producción de hierro debiera triplicarse, creando así 50.000 nuevos puestos de trabajo; mientras que para los otros metales se cree que podrían duplicar sus exportaciones.
Según el último reporte de la asociación gremial, a 2025 la industria minera debiera representar entre 3% y 5% del crecimiento del PIB de ese país, y más de 20% de las inversiones.
Actualmente, cerca de 10.000 personas están directamente empleadas en la industria minera, y poco más de 35.000 están indirectamente relacionados, a través de empresas contratistas.
De los nuevos empleos que se espera generar, SveMins destaca que «la mayoría beneficiarían a la zona rural de esa nación, lo cual contribuiría al beneficio de todas las regiones».
Por otro lado, el crecimiento de la industria contribuiría a «una mayor autosuficiencia en la UE, lo cual era una prioridad en el programa «Iniciativa de Materias Primas: la necesidad crítica para el crecimiento y Empleo en Europa», presentado por la comisión de la UE en 2010.

Ver noticia

Fuente: Diario Financiero, 18 de julio de 2016