Santa Cruz y Ramos instan al Gobierno a acelerar implementación de agendas de productividad

El Mercurio, 5 de Mayo de 2016

En medio de complejo escenario que enfrenta el Ejecutivo por el rechazo del TC a artículos clave de la reforma laboral.

Los presidentes de la Comisión Nacional de Productividad y de la Comisión de Productividad de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Joseph Ramos y Andrés Santa Cruz, respectivamente, coincidieron en la necesidad de que el Gobierno lleve a cabo lo antes posible el plan de implementación de las medidas prioritarias de las agendas de productividad públicas y privadas lanzadas en abril.

En los últimos días las autoridades han estado enfocadas en solucionar el traspié que sufrieron con la reforma laboral, uno de sus proyectos emblemáticos, algunos de cuyos artículos fueron rechazados por el Tribunal Constitucional.

«La reforma laboral produce, no digo ruido, pero hace un poquito más complicada la tarea», afirmó Ramos, quien, junto a Santa Cruz, expuso sobre productividad en el encuentro anual de socios de la fundación Acción.

El economista agregó que «el Gobierno ha querido hacer esto porque cree que la productividad es importante. Creo que está tratando de dar un giro en lo que ha sido su actuar hasta ahora que, tal vez, era privilegiar mucho la equidad y ha subvalorado, por así decirlo, los temas de crecimiento y productividad». Dijo que el mayor desafío ahora es tomar las casi 200 medidas que están sobre la mesa y pasar a la etapa de implementación.

Santa Cruz subrayó que «uno puede caminar y mascar chicle», y que el impasse de la reforma laboral no es «excusa» para postergar el tema de la productividad. «No se puede perder el tiempo en buscar la senda de crecimiento que tanto le hace falta a Chile», dijo el ex presidente de la CPC.

Consultado sobre las alternativas del Gobierno para modificar los pactos de adaptabilidad y los quórums para formar sindicatos, el dirigente gremial señaló que «todo lo que vaya en el camino contrario de aumentar la empleabilidad, la productividad, no es lo que conduce a Chile». Añadió que «no hay nada peor que reaccionar a ciertas circunstancias desde la rabia y la irracionalidad».

Ver noticia

Fuente: El Mercurio, 05 de mayo de 2016