Interés por recomendaciones de la CNP presentan economistas del Banco Central


Ante una audiencia compuesta por más de 50 economistas del Banco Central, el Presidente de la Comisión Nacional de Productividad (CNP), Joseph Ramos, expuso acerca de las de las 21 recomendaciones que contiene el primer trabajo realizado por la entidad y que fue entregado a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, el 4 de abril pasado.

Explicó que el primer informe realizado por la CNP “se focalizó en una revisión de las agendas de crecimiento y productividad de los gobiernos de los tres gobiernos anteriores a este, ya que decidimos dar un señal de que en Chile no podemos darnos el lujo de empezar todo de nuevo, sino que hay que construir sobre lo hecho”, puntualizó.

Durante su exposición, que superó ampliamente la concurrencia estimada, profundizó en las definiciones, detalles e implicancias de las 21 recomendaciones realizadas por la entidad.

 

“SERÍA UN CAMBIO FORMIDABLE PARA EL FUTURO DE CHILE”

Explicó que una primera medida es que de ahora en adelante, todo nuevo proyecto de ley contemple una estimación del impacto sobre la productividad. “Esto no significa que la productividad sea el único criterio, sino que estemos conscientes de lo que estamos ganando o sacrificando (…). Les puedo contar que un importante ministro del comité económico ha propuesto agregar equidad, idea que comparto plenamente. Les aseguro que incluir los criterios de productividad y equidad, sería un cambio formidable para el futuro de Chile”, aseveró.

Enfatizó que el desafío de la productividad es una tarea país y que las 21 recomendaciones de la CNP, “complementan las 22 del gobierno, las 109 de la CPC y las futuras de la CUT, todas suman”, manifestó.

En este sentido, junto con destacar que se trata de 7 recomendaciones de carácter estructural y 14 específico, manifestó confiar en que “por el hecho de haber sido aprobadas unánimemente por el consejo, se logre superar la inercia, razón por la cual probablemente no fueron implementadas anteriormente”, afirmó.

Respecto de mejorar la calidad de educación básica y media manifestó estar “convencido que como consejo estaríamos de acuerdo con la propuesta de la CPC de ligar la enseñanza media a la técnica profesional, así como los Centros de Formación Técnica con el mundo de la empresarial”, subrayó.

Durante su exposición también reflexionó sobre si Chile está en condiciones para tener una enseñanza pública obligatoria ya no de 12 años, sino que de 14, “de tal modo que cada joven entre al mercado laboral con un oficio técnico superior. Debemos considerar que un tercio de los jóvenes que van directamente al mercado laboral desde la enseñanza media, sabe muy poco, que además igual cifra de los trabajadores en Chile son analfabetos funcionales. Creo que estamos listos para que el SENCE priorice eso en su ámbito, más que perfeccionar oficios”, destacó.

Finalmente, aseguró que Chile ha logrado mucho y que si bien tenemos un pie en el primer mundo, tenemos otro en el subdesarrollo por lo queda mucho por hacer: Lograrlo depende de todos, trabajadores, empresarios y gobierno, por eso no me queda más que decir es tiempo de “manos a la obra”, concluyó.

 

Ver presentación:

PPT BC PDF