Comisión de productividad entregó medidas que simplificarían trámites y regulaciones y «no implican mayor gasto fiscal»

EL MOSTRADOR, 4 de Abril de 2016

Las 21 propuestas fueron presentadas a la presidenta por Joseph Ramos, presidente de la comisión. Uno de los aspectos principales es que cada nuevo proyecto de ley incluya una estimación del probable efecto que podría tener sobre la productividad.

Esta mañana el presidente de la Comisión Nacional de Productividad (CNP), Jospeh Ramos, entregó a la presidenta Michelle Bachelet 21 propuestas para mejorar la productividad en nuestro país.

En la ceremonia, a la que también asistieron el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, y el titular de la cartera de economía, Luis Felipe Céspedes, termina con la «parte fácil», según señaló Ramos en la instancia, a lo que agregó que lo difícil será evaluar cuáles de estas medidas hay que tomar e impulsar, aunque el académico de la Universidad de Chile aclaró que «no implican mayor gasto fiscal».

«Las medidas tuvieron la aprobación unánime de ocho consejeros con distintas miradas y profesiones, lo que le da más fuerza a este documento», indicó Ramos, quien trabajó con diferentes sectores para elaborar eL documento, desde la creación de la CNP a mediados de 2015.

Cabe destacar que la propia mandataria señaló en Enade a fines del año pasado que este 2016 sería el «Año de la productividad».

De acuerdo al documento, catorce de las propuestas serían de carácter específico y siete serían estructurales, lo que «le hace muy bien a Chile que cambiemos este paradigma de estar mirando tanto al corto plazo», indicó Ramos, en le marco del trabajo permanente que seguirá realizando la CNP.

Uno de los principales espíritus de la propuesta es que «cada nuevo proyecto de ley incluya una estimación del probable efecto que podría tener sobre la productividad», indicó el titular de la CNP.

Las demás propuestas se definirían en acordar una estrategia de desarrollo productivo a largo plazo, que implicarían políticas más específicas, como la eficiencia del sector público, para reducir y simplificar tanto trámites como regulaciones.

En ese sentido, se apunta también a promover la competencia en trámites notariales y en el trabajo de los de conservadores de bienes raíces, también en cuanto a promover un cabotaje marítimo doméstico por parte de naves extranjeras.

En cuanto al capital humano, la propuesta apunta a aprovechar el trabajo de emprendedores, innovadores, y médicos especialistas de otros continentes.

«Miradas aisladamente estas 21 medidas no mueven la aguja, pero en conjunto estamos convencidos que sí tendrían impacto significativo sobre la productividad», sentenció Ramos.

Ver noticia

Fuente: El Mostrador, 04 de abril de 2016